lunes, 7 de septiembre de 2009

Sesión de fotos

Todos reían, corrían, jugueteaban...

Yo: nerviosa; tú: atrás de mí por si te necesitaba; ella: triste porque su esposo no aparecía en las fotos familiares; ellos: jugaban sin darse cuenta de lo que sucedía.

Al final,
yo: vencí mis nervios, mi miedo y mis inseguridades y tomé buenas fotos; tú: me ayudaste a respirar; ella: fingió muy bien y salió preciosa; ellos: se quedaron con sus burbujas y globos de colores.


1 comentario:

luis dijo...

Fue un momento que tú contribuiste a crear para ellos, me siento privilegiado de haber sido testigo de esas "polaroids" de amor familiar. Estoy orgulloso, nena linda, y quiero poder estar allí siempre que lo necesites.