domingo, 16 de agosto de 2009

Aquel perrito en la calle



Era diciembre del año 2004, un perrito flaco, debilucho, asustadizo y sin pelo, me seguía cada vez que yo salía a la parada del periférico a tomar la camioneta al trabajo.

El pobrecito tenía problemas con su piel, se le había caído el pelo y se paraba a medio carril auxiliar a rascarse porque también le picaba, tenía su piel rojita y por lo mismo la gente le tenía miedo y les daba asco.

Mi gordo tenía aproximadamente 6 meses. Lo apodé Manchas por el color del poco pelo que se le miraba. Poco a poco comenzó a seguirme también en las tardes, cuando llegaba del trabajo a la casa. Ahí fue cuando comencé a darle de comer.

Guardaba el almuerzo que me mandaban y se lo daba al regresar a casa. Al principio tenía que dejarle la comida y alejarme, pues el perro creía que le iba a pegar. Claro, todos los demás lo pateaban, le pegaban, le quemaban cigarros en su piel, le tiraban cohetes encendidos y lo hechaban de la iglesia que queda cerca, porque tomaba agua de los inodoros y "les podía pegar esa su enfermedad".

Manchas dormía parado cuando llovía, cuando dormía acostado en la acera y escuchaba pasos, se levantaba rápidamente en alerta, pues podía ser alguien que le quería pegar. Otras veces que llovía, se resguardaba debajo de la pasarela que está sobre el periférico.

Cuando comenzó a tenerme confianza, se apareció en el portón de mi casa. Mi mamá solo me dijo que hablara, y cuando lo hice, el perro levantaba su cabeza como buscándome. Fue así como ahora también me llegaba a buscar a mi casa, pero era la misma historia. Le tenía que dejar la comida afuera y después entrarme, de lo contrario él no comía.

Poco a poco me lo fui ganando. La primera vez que entró a mi casa mi gata lo sacó de ahí. Si, mi gata es una consentida jijijiji.... Ese diciembre mi familia se fue de viaje y quedó en casa solo mi papá y mi tía.

Mi tía me dijo que me regalaba la casa para el perro, porque se dio cuenta de mi intención de llevarlo a casa. Una vecina, que recoge y alimenta a la mayoría de perros que tiran en esa área del periférico, me dijo que si yo lo recogía ella me ayudaba con los primeros gastos del doctor.

Y así hice, el perro pasó los primeros días durmiendo, fue tanto que me preocupé. Pero al recordarme que casi no dormía, entendí que solamente estaba recuperndo su sueño perdido. A las dos semanas ya hacía travesuras. Después le di la noticia a mi mamá que cuando regresaran de su viaje iba a encontrarlo en casa, para que no se sorprendiera.

Meses después los vecinos comentaban que mi perro esa super bonito, cuando les contábamos que era el perro que se mantenía en la calle, no lo podían creer. "Si, ese mismo al que ustedes le pegaban", pensaba yo.

Han pasado casi 5 años, y el perro le tiene miedo a la mayoría de cosas que uno le acerque o lleve en las manos. También es un poco agresivo con la gente que no conoce y es sobre protector conmigo. Si están cerca de mí, el Manchas fijo no los va a querer. Aprendió en poco tiempo a sentarse, acostarse, dar la pata y sentarse... Es el perro más noble y fiel que he tenido.

Ayer fue el día de los animales sin hogar... Aprendamos a ser un poco más conscientes con aquellos que no se pueden defender. Cuando tengamos ganas de una mascota, adoptemos en lugar de comprar, no compremos ni en la calle ni en las pet shops... Hay muchos animalitos maltratados esperando tener un final feliz como el de Manchas.

7 comentarios:

José Carlos Cárcamo dijo...

awww tan linda, que bonita historia, para Manchas, lástima que todos los animales tienen una historia similar =(, sabes que sería bueno que publicaras acá los datos de la fundación esa de los animales para que podamos saber como ayudar

Josekont dijo...

Wowww que tierna historiaa! ya quiero tener un mi chucho :(

En mi casa teníamos uno pero a mi papa ya no le gusto tenerlo y lo regalo, ayy como extraño al Junior. Fijo cuando compre mi casa voy a tener un mi can y espero poder ayudar a esos pobrecitos.

Por cierto ahora hay tres chihuahuas pero me odian... y el sentimiento es mutuo jajaja!

Saludos!

Mishu dijo...

Carcamito: acabo de linkear la info de la asociación para los que quieran ayudarnos =) jijiji, sería lindo que más perros y gatos tengan un final feliz como el de Manchas =)
Precisamente en este instante estoy recibiendo cariñitos de una mishita que tengo en hogar temporal, esperando el final de su historia jijijiji

Josekont: lástima que tengas que esperar a vivir solo para tener tu perrito :( jejeje

Con lo de los chihuahuas, creo que ellos son malos! jajajajaja no he conocido a uno que no sea violento XD
Saluditos! =)

Duff Man dijo...

Muy de acuerdo con tu propuesta de adoptar, versus comprar animales. De alguien que ha visto el carácter de Manchas, es de apreciar su lugar dentro de tu familia. Besos, ¡amor!

Mishu dijo...

Amor, Manchas no te quiere jajaja...

Naaaaaa Manchas es lo máximo, aprenderá a quererte y sí, hay que apreciar su lugar dentro de la familia.

:)

David Lepe dijo...

que buen post.
Saludos.

Mishu dijo...

=) Saluditos Lepe!